Seis tipos de profesionales en contextos multiculturales


Trabajar en un contexto internacional es un desafío tan peculiar que no todas las personas alcanzan el mismo nivel de productividad que cuando trabajan con compatriotas. Tampoco todas las personas llegan a disfrutarlo de la misma manera. Es por esto quizás que a la hora de trabajar con personas de otras culturas (ya sea de manera presencial o virtual), las actitudes suelen ser tan divergentes. A lo largo de nuestros 8 años de experiencia desarrollando profesionales con inteligencia cultural en América Latina, hemos detectado a seis tipos de profesionales que reaccionan de manera diferente al trabajo intercultural: Sigue leyendo

Hokkaidō, la isla japonesa que no es culturalmente japonesa


Cada vez es más claro que la historia y la geografía tienen un impacto subliminal y sorprendente en nuestra manera de pensar. La influencia es tan potente que, por ejemplo, los tipos de alimentos que solían cultivar nuestros antepasados han moldeado nuestro pensamiento, o un solo río ha sido capaz de marcar los límites entre dos estilos cognitivos diferentes. También la necesidad de conquista de un territorio desolado y agreste puede acuñar valores que parecen ajenos a los de los vecinos más cercanos. Esto fue exactamente lo que sucedió en Hokkaidō. Sigue leyendo

La cultura toma vida a través del baile


Durante una fiesta en un departamento en Zúrich, Suiza, con personas de más de 10 países diferentes, el pop y las conversaciones en inglés reinaban en un espacio de baile improvisado. De pronto un círculo se armó alrededor de mi amigo personal de Nigeria, Kenoma Agbamu, quien se movía conectado a un nivel espiritual con los ritmos de la canción.  Muy pocos en la sala fuimos capaces de acércanos a la armonía corporal que alcanzó. Más tarde me dijo: “Yo no me puedo imaginar la música separada del baile”. Esto me llevó a reflexionar sobre los significados que transmiten las distintas tradiciones alrededor de la música y el baile en diferentes países. Sigue leyendo

El encuentro con los “otros” y el descubrimiento de nuestros valores


¿A quién elegirías para formar una familia; a una persona que comparte tus valores y tiene una visión similar de la vida, o a alguien muy diferente a ti? Creo que me imagino tu respuesta. En efecto, en la naturaleza genética, evolutiva o divina de los seres humanos, parece existir un anhelo profundo, intrínseco e inherente de asociación, de similitud. Enraizado en las necesidades humanas básicas, este impulso innato a afiliarse con criaturas similares, nos ha llevado a emparejarnos para la reproducción y a co-crear comunidades.

Son varias las necesidades que nos llevan, en cierto grado, a formar agrupaciones sociales en las cuales nos podamos sentir satisfechos, significativos, importantes y cómodos. Estos deseos son la base de los valores culturales. Los valores son estándares de lo que es considerado deseable dentro de una colectividad, reflejando tradiciones culturales. Pero también plantean una distancia percibidas con quienes han generado otras tradiciones culturales. Sigue leyendo

El profesional estrella de una firma en México


Todos en la empresa hablaban muy bien de Sergio. De alguna manera, Sergio se había convertido en la estrella mayor entre los Gerentes Junior de la sede mexicana de una empresa global. Era el presente y futuro de la empresa. Para mí no dejaba de ser un misterio, pues si bien era verdad que Sergio me causaba una excelente impresión cuando conversaba con él, me llamaba poderosamente la atención que cada vez que lo encontraba en distintas partes de la empresa, siempre estaba en algún cubículo conversando con alguna persona. Su nivel de popularidad en la firma era muy visible. Una vez que fuimos a almorzar, en el trayecto de regreso desde la entrada de la firma hasta su oficina, había saludado con nombre y apellido, y una brevísima charla personal, al menos a unas 12 personas.

Un día me acerco a él y le pregunto directamente fiel al estilo argentino: “¿Vos cuándo trabajas si te la pasas conversando con las personas?”. Su respuesta me cambió la percepción del rol de las relaciones en el trabajo en México. Me dijo con una sonrisa: “Marcelo, cuando yo ingreso a una reunión, ya tengo todos los acuerdos logrados de antemano”. Sigue leyendo

Un divertido ejercicio para aprender sobre las culturas del mundo


Conocer de manera objetiva lo que valoran las diferentes culturas del mundo, por lo general no es una tarea sencilla. Requiere tiempo, conocimientos y habilidades específicas, y sobretodo experiencias significativas que nos permitan comprender los valores y creencias fundamentales. Así que el día de hoy quiero compartirles un ejercicio sencillo y divertido para aprender un poco sobre las distintas culturas del mundo en poco tiempo. Lo que les propongo es prestar atención a los refranes con frecuencia utilizados y transmitidos de generación en generación en una cultura, y a los mensajes que estos promueven.

Es común escuchar algunos refranes de la misma manera o con algunas variaciones en diferentes países y culturas. Esto puede ser un indicador de similitudes culturales o de que simplemente se han transmitido entre culturas porque se han encontrado aplicables. En todo caso, la clave está en conocer como varían las interpretaciones, la relevancia que tienen en el día a día, y los matices del contexto en el que se dicen. Y como del dicho al hecho hay poco trecho, les traigo algunos refranes utilizados en algunas culturas para que hagamos el ejercicio:

Bolivia: “Alábate panza, que nadie te quiere comer”
La panza es una de las vísceras de la res cuyo sabor no es del todo agradable, y en muchos casos es un gusto adquirido. El refrán se usa cuando alguien es muy engreído, y se le quiere decir que su engreimiento hace que nadie le quiera. Sigue leyendo

Kintsugi, alcanzando la perfección a través de la imperfección


Cuándo algo se rompe, ¿qué haces? ¿Lo tiras y reemplazas con algo nuevo? ¿O intentas arreglarlo de manera de formar algo diferente y hermoso? Si haces lo segundo, sin darte cuenta estás practicando el Kintsugi, una práctica que en Japón transformaron en arte y que, de alguna manera, nos dice mucho sobre su cultura.

En lugar de tirar las piezas de una jarra o vasija rota, las piezas se unen nuevamente con costuras de oro. De hecho, la palabra kintsugi significa literalmente “carpintería de oro”, aunque en la actualidad los artesanos utilizan una variedad de materiales para conectar a las piezas. Cada uno de estos objetos no es solamente reparado, sino que es transformado en piezas de arte. A diferencia de lo que uno podría llegar a imaginarse, en el kintsugi, las grietas se destacan en lugar de ocultarse. Sigue leyendo

Una cebolla para comprender el concepto de identidad


Marcelo Baudino

¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando me ves?

Piensa en la última vez que conociste a alguien. Probablemente, sin pensarlo, estuviste evaluando a esa persona y comparándola contigo mismo. De alguna manera, esas reflexiones que hiciste determinaron tu actitud y comportamiento hacia ella. Personalmente, si nos llegamos a encontrar en la calle, me gustaría saber quién eres. Y también me gustaría asegurarme que te lleves una buena impresión de quién soy. Cada vez que nos ponemos en contacto con otras personas, solemos hacernos preguntas sobre nuestra propia identidad, aunque quizás no nos percatemos de ello.

Por lo general, en nuestras propias sociedades  tenemos ciertas “pistas” para leer la identidad de los demás. Por su acento podemos identificar de dónde podrían ser, por su vestimenta podemos conocer cuál es su ocupación o su nivel educativo, y por sus formas, qué antecedentes familiares o calidad de vida parecen tener. Desde muy pequeños hemos aprendido a “leer” el estatus y los símbolos de la identidad de las personas que nos resultan familiares. Pero a través de las culturas, la cuestión de identidad suele resultar confusa. Sigue leyendo

Aquellas hermosas y brillantes mentes cosmopolitas


Gran parte de las organizaciones internacionales se encuentran en búsqueda de líderes que puedan moverse con agilidad entre países y culturas, que se embarquen en asignaciones de expatriados, que comprendan mercados disímiles y que gestionen equipos diversos. Parece una misión imposible… ¿dónde podrían encontrar un talento como tal?

Linda Brimm recomienda en su artículo en el HBR, buscar a personas que ella denomina “cosmopolitas globales”, esto es, profesionales multilingües altamente educados, que han vivido, trabajado y estudiado por períodos extensivos fuera de sus regiones nativas. Ya sea que su exposición internacional haya comenzado en su niñez o más tarde, sus investigaciones confirman que estas personas poseen 5 características esenciales que los deja mejor equipados que sus pares menos globales, para enfrentar los desafíos complejos del mundo multicultural: Sigue leyendo

Comprendiendo los 6 niveles de la cultura


Cada uno de nosotros es único, eso está claro. También es posible detectar ciertas características de personalidad similares entre quienes deciden estudiar ingeniería, informática, recursos humanos, negocios, etc. Ahora bien, cuando un equipo de personas, independientemente del perfil de sus integrantes, se involucra activamente en un proyecto determinado, suele generarse una forma de trabajo y un código de comunicación propio. Por otra parte, también es verdad que cuando nos cambiamos de empresa, solemos notar claramente los diferentes ritmos de trabajo; y poco a poco vamos incorporando las nuevas reglas invisibles de comportamiento. A esto hay que sumarle el  hecho de que por más que nos encontremos en una misma empresa global, los empleados suelen comportarse en base a las normas culturales de sus países. ¿A cuántos niveles de la cultura nos hemos referido en un solo párrafo? Varios! Analicemos cuáles: Sigue leyendo