Primer informe sobre Tendencias en Equipos Globales


Iceberg Inteligencia Cultural acaba de publicar el primer informe de la encuesta en Tendencias en Equipos Globales en América Latina. Los resultados son fascinantes! El trabajo virtual es una parte crítica del día a día de los profesionales. De hecho, cerca del 30% de los profesionales encuestados pasa más de la mitad de su día laboral interactuando con compañeros de su equipo global. Además, las reuniones presenciales siguen siendo importantes, sin embargo, un 40% de los encuestados admite que nunca se reúne  cara a cara con sus colegas internacionales.

Por otra parte, la diversidad cultural es una variable constante en los equipos globales. Aun así, la diversidad en un equipo surge por circunstancias funcionales, no por los beneficios que devienen de ella. No sorprende que cerca de la mitad de los encuestados es consciente de alguna situación en la cual un mal entendido por diferencias en las formas de comunicarse o trabajar de las personas, le haya costado al equipo o a la compañía una oportunidad! Sigue leyendo

4 consejos que te ayudarán a gestionar la diversidad en tu equipo global


Los equipos globales se caracterizan por tener una composición más diversa que los equipos tradicionales. Son diversos en términos de nacionalidades. Pero también porque por lo general estos equipos son creados para atender asuntos estratégicos que son usualmente diversos en términos las funciones y especialidades que involucran, y de las unidades de negocio que representan (cada una con sus prioridades y necesidades). Esta composición diversa tiene implicaciones enormes. Por un lado, los equipos globales ofrecen un gran potencial de creatividad e innovación, especialmente por las nuevas perspectivas que traen “desde afuera”. Aunque por otro lado, las interacciones entre los miembros del equipo suelen presentar un mayor grado de dificultad. Que un equipo global tenga un desempeño superior o inferior al de un equipo homogéneo, depende de cómo se gestionan los factores de la diversidad y la virtualidad. Veamos a continuación 4 acciones que puedes poner en práctica:

  1. El punto de partida: Similitudes y diferencias son importantes

Los equipos globales deben considerar tanto sus similitudes como sus diferencias a la hora de pensar en gestionar la diversidad. Lo curioso es que la reacción más común hacia la diversidad es enfocarse sólo en las similitudes. Esta estrategia casi automática, puede llegar a mover a los equipos de una zona de bajo desempeño a una zona de desempeño medio. Lo cual implica una mejora, pero también que aún se está perdiendo el potencial que ofrece la diversidad. Sigue leyendo

Lluvia de ideas para un brainstorming en equipos globales


Muchas organizaciones y equipos utilizan al “brainstorming” (lluvia de ideas) como mecanismo central para generar nuevas ideas. Y para obtener mejores resultados, se suele afirmar que mientras más diverso sea el grupo, mayor es el potencial de ideas innovadoras. Bueno, no siempre resulta de esta manera de acuerdo a un artículo del HBR.

El brainstorming encaja mejor con algunas personalidades y culturas que con otras. Aquellos extrovertidos que “piensan en voz alta” y algunos occidentales que han crecido en un contexto educativo que exige la participación en clases, suelen sobresalir en las sesiones de brainstorming. Sin embargo, algunas personas de otras partes del mundo, crecieron en aulas donde se enseñaba a pensar antes de hablar y a evitar sobresalir con ideas originales. Como resultado, muchas personas se retraen en las sesiones de brainstorming y no expresan casi nada.

De acuerdo a un estudio realizado por el Cultural Intelligence Center, en más de 55.000 profesionales de 98 países, existen varios desafíos que enfrentan los equipos globales a la hora de gestionar una sesión de brainstorming: Sigue leyendo

¿Dónde debería reunirse un equipo global?


Los equipos globales funcionan mejor cuando sus miembros pueden conocerse en persona.  Esto les da la posibilidad de generar vínculos más estrechos, al punto de hacerles más fácil el agarrar el teléfono y contactarse cuando surge algún problema, y claramente aumenta la efectividad en la colaboración. Sin embargo, mientras los equipos se dispersan entre cada vez más países, no siempre es posible ofrecer la posibilidad de encontrarse cara a cara: los presupuestos limitados de viajes, la disrupción que puede generar en el trabajo y en las familias y la enorme huella de carbono asociada a los viajes internacionales, exige ser estratégicos a la hora de planificar cómo reunir al equipo.

Ahora bien, si un equipo finalmente lograr coordinar una reunión presencial, ¿dónde sería la mejor opción para reunirse? Muchos líderes optan por un offsite (un lugar fuera de la compañía) para reunirse en los inicios de un proyecto con el fin de solidificar las relaciones. Sin embargo, de acuerdo a un estudio realizado por Mark Mortensen, las reuniones offsite tienen pocos efectos duraderos, mientras que las visitas a las oficinas locales, donde los miembros del equipo pueden trabajar a la par de sus colaboradores distantes, aprendiendo unos de los otros, mejora la colaboración en el largo plazo. Sigue leyendo