El arte milenario chino para lidiar con conflictos


¿Es posible para un occidental adaptarse a la cultura China? Muchos piensan que el principal escollo será el idioma, y aunque sin duda el idioma es crítico para la comunicación intercultural, por sí sólo no es suficiente para relacionarse con chinos. El idioma es sólo el punto de partida para comprender la cultura china. Detrás de esta cultura milenaria se esconden innumerables ritos, filosofías, costumbres y supersticiones que por años han ido moldeando las creencias y comportamientos de los chinos.

Huo Shui, un ex analista político y escritor chino, definió varios elementos esenciales de la cultura china que los occidentales deben conocer (y con suerte comprender) para ser efectivos en China. Uno de ellos es el taiji (tai-chi), el arte marcial en cámara lenta que es popular entre las personas de todas las edades en China. El Taiji exige fortaleza interior y paciencia, elementos fundamentales para lograr cualquier cosa en China. Sigue leyendo

“No me hagas quedar mal”


Supongamos que eres un brasilero que acaba de llegar a trabajar a China. Uno de tus nuevos colegas chinos te presenta con entusiasmo ante sus compañeros y les dice: “Mariano viene de Sao Paulo, la capital de Brasil”. Saludas a tus nuevos compañeros y aclaras que la capital de Brasil no es Sao Paulo sino Brasilia. ¿Te has dado cuenta del error cultural que acabas de cometer?, ¿Sabes cuan grave puede llegar a ser?

En muchas de las culturas asiáticas como la china, malaya o japonesa, y también en varias culturas latinoamericanas, como la colombiana o mexicana, existe una regla máxima de interacción social que según el país, tiene diferentes matices. En algunos casos es tan significativa que hasta existe una palabra específica para hacer referencia a ésta, como por ejemplo “Mianzi” en China o “Hiya” en Filipinas. En las culturas latinoamericanas, expresiones como “avergonzar” o “hacer quedar mal”, transmiten una idea similar. Sigue leyendo

Webinar 2: Explorando las raíces de la cultura china


China es más que un país que tenemos que conocer por una necesidad comercial o profesional. Es una cultura fascinante que se desarrolló durante miles de años y que tiene muchas cosas para enseñarnos. China presenta una curiosa combinación de modernización en crecimiento y cultura antigua.

Cualquier profesional que se vea involucrado con chinos en su trabajo, no debe subestimar la importancia de la cultura. Comprender la cultura china y conocer sus expectativas y preferencias culturales, es esencial para lograr un ambiente de trabajo colaborativo que minimice los choques culturales que sufren tanto los chinos al llegar al país, como los latinoamericanos al enfrentarse con las formas de trabajo chinas.

Contenido:

Quiz de conocimiento intercultural sobre China


Prueba tus conocimientos y aprende sobre la cultura china con este quiz.

Haz clic aquí para abrir el quiz!

4 iconos de la cultura china


China es más que un país que tenemos que conocer por una necesidad comercial o económica. Es una cultura fascinante que se desarrolló durante miles de años y que tiene muchas cosas para enseñarnos. Luego de conocer los tres pilares fundamentales para comprender las diferencias culturales entre China y el mundo de occidente, les proponemos aprender sobre 4 iconos representativos de la cultura china:

Los mil y un usos del Bambú

Si alguien planta una semilla de bambú, verá que durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros 7 años, a tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles. Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de solo 6 semanas… la planta de bambú crece ¡más de 30 metros! ¿Tardó solo 6 semanas en crecer? No, la verdad es que se tomó 7 años y 6 semanas en desarrollarse. Durante los primeros 7 años de aparente inactividad, el bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de estos 7 años.

El bambú, símbolo de humildad, modestia y longevidad, es un emblema de paz y serenidad, de elegancia, de constancia y de obstinación. Desde tiempos ancestrales, los chinos han extraído conclusiones filosóficas y morales de la observación de esta planta. Sigue leyendo

Starbucks, una empresa que celebra la diversidad cultural


Al escuchar la intervención de Marie Han Silloway, Directora de Marketing de Starbucks en China, durante la conferencia “Building Brands Beyond Tier One in China”, descubrimos con agrado la estrategia internacional de esta exitosa compañía: “Buscamos lo que hace especial a cada mercado y encontramos la manera de celebrar cada cultura”. ¡Celebra la diversidad cultural! Es uno de los consejos que con entusiasmo dejamos en cada empresa que trabajamos. Sin duda, es la mejor manera de aprovechar los beneficios de las diferencias culturales. Veamos a partir del caso de Starbucks en China, qué podemos aprender para celebrar la diversidad en nuestras empresas: Productos representativos de la cultura China En lugar de tratar de insertar a la fuerza en el mercado chino los mismos productos que fueron exitosos en Estados Unidos, Starbucks creó nuevos sabores, como la bebida de té verde con sabor a café, que sin duda sedujo a los gustos locales. El servicio y la decoración Sigue leyendo

Pollo frito al estilo pekinés


En 1952 Harland Sanders, un hombre de origen estadounidense, decidió apostarle al negocio del pollo frito. Viajó por todo el país de restaurante en restaurante y desarrolló un sistema de franquicias mediante el cual vendía su receta secreta a aquellos restaurantes que se comprometieran a seguirla estrictamente. Fue así como el negocio del Coronel Sanders, como es conocido, empezó a convertirse en una importante cadena de comidas rápidas, Kentucky Fried Chicken. KFC juega hoy un rol importante a nivel mundial en lo que a comidas rápidas se refiere. Y es en China, donde ha obtenido su mayor triunfo cubriendo más del 40% del mercado de comidas rápidas. Sin embargo, dicho triunfo fue costoso. En 1973, cuando KFC entró por primera vez a Hong Kong, no comprendió lo suficiente sobre el mercado local como para desarrollar un modelo de negocio sustentable, por lo que se vio forzado a cerrar todas sus operaciones al año de haberlas iniciado. Afortunadamente, KFC aprendió la lección. Esta costosa experiencia le sirvió de manera invaluable para prepararse y luego entrar exitosamente al mercado chino en 1987.

No obstante, dicho éxito no ha sido gracias a las estrictas recetas del Coronel Sanders. Irónicamente se debe en gran parte al cambio drástico de las políticas y las recetas de su fundador. Warre Lui, uno de los miembros del equipo directivo en China, ha resaltado la importancia de conocer culturalmente el mercado chino y de trabajar en la localización de los productos. Y justamente, uno de los secretos del éxito de KFC en China es la flexibilidad de la empresa para adaptar su oferta de comidas. El menú de KFC en China incluye platos chinos nativos que los clientes de Estados Unidos no reconocerían, ofrece una gama de platos tradicionales junto a conocidos elementos occidentales. También es muy común encontrar platos especiales con nombres temáticos de China, como “The Dragon Twister” (un wrap de pollo en una salsa tipo pato pekinés) haciendo alusión a la leyenda que lleva ese nombre. Sigue leyendo

Un camino más oriental hacia el liderazgo global


“Las culturas nacionales serán cosa del pasado en 30 años”. Esta creencia popular, desde nuestro punto de vista equivocada, ha evolucionado hasta tal punto que algunas personas creen que a medida que los países se modernizan, automáticamente se “occidentalizan”, dando paso a la desaparición de las culturas nacionales. Esto sucede porque en muchos casos se tiende a pensar que la modernización es un simple producto de la competencia, el desarrollo de los mercados y la tecnología. Sin embargo, la modernización de los países también es producto de su historia y su cultura. Aunque los países se modernicen y las estructuras de sus mercados cambien, sus culturas siguen siendo muy diferentes entre sí. Aspectos únicos y fundamentales como la historia, la religión, la geografía, entre otros, hacen que los valores por los cuáles se rige una sociedad, se mantengan intactos a lo largo del tiempo.

Verificar nuestro pensamiento a cerca de lo que implica la modernización de los países es especialmente importante en los tiempos de hoy, ya que el orden mundial está cambiando a una velocidad significativa. Según las proyecciones de Goldman Sachs, la economía china superará a la economía estadounidense en el 2020. Esto tendría varias implicaciones, una de las más importantes es que por primera vez en la historia moderna, el país que dominará al mundo no será de occidente. Sigue leyendo

Donde hay contactos hay negocios


Un reciente artículo de la revista semanal “The economist” afirma que las migraciones masivas en la era de internet están cambiando la forma que las personas hacen negocios. Cuando miramos un mapa vemos que simples líneas delimitan cuándo termina un país y comienza otro. El mundo real es más fluido. Las personas no tienen bordes de la misma manera que lo tienen las parcelas de tierra, sino que se filtran de un lugar a otro, deambulan, migran.

La diseminación de personas alrededor del mundo ha sucedido históricamente, sin embargo, hoy 2 cambios hacen que sean mucho más relevantes. Primero, son mucho más grandes de lo que solían ser. Piense en la diferencia entre China y los chinos. Uno es un enorme país de Asia. El otro es una nación dispersa a lo largo de todo el planeta: Hay más chinos viviendo fuera del país de China que franceses viviendo en Francia. Hay más de 22 millones de migrantes de India diseminados a lo largo de cada continente. En segundo lugar, gracias a los vuelos de bajo costo y los avances en la comunicación, las personas pueden permanecer en contacto con los lugares de donde provienen. Los migrantes permiten que la tecnología una al mundo de una manera que nunca lograría si se respetaran las líneas delimitadas en los mapas.

Cuando unimos a la dispersión global de personas con la tecnología, nos encontramos con un impacto directo en la forma de hacer negocios. Analicemos el siguiente ejemplo: Chike Obidigbo dirige una fábrica en Enugu, Nigeria, Sigue leyendo

Equipos chino-argentinos: Un nuevo desafío en la gestión de recursos humanos


América Latina es uno de los principales proveedores de commodities en el mundo. Es por esto que la región se ha convertido en el principal foco de atención de las empresas chinas en materia de inversiones. En el periodo junio de 2010 a mayo de 2011, las inversiones chinas en la región representaron el 36% del total de las inversiones chinas en el exterior, siendo Brasil y Argentina los principales destinatarios de dichas inversiones.

Al ser China uno de los principales socios comerciales de Argentina, es claro que el desembarco de empresas chinas en el país responde a una lógica de expansión global. Entre mayo de 2010 y agosto del 2011, empresas chinas como CNOCC, Sinopec y el banco ICBC concretaron transacciones por un monto total de aproximadamente US$ 14.000 millones. Algunas de las empresas argentinas involucradas en dichas transacciones son Pan American Energy, Occidental Argentina, ExxonMobil Argentina, Bridas Corp. y Standard Bank Argentina.

Este creciente fenómeno trae consigo grandes desafíos e implicaciones para las empresas involucradas. Percibir los beneficios empresariales y la creación de riqueza en un proceso de integración empresarial no es fácil. Esto requiere la unión de valores y líneas de pensamiento que no son fáciles de unir. Sigue leyendo