El profesional estrella de una firma en México


Todos en la empresa hablaban muy bien de Sergio. De alguna manera, Sergio se había convertido en la estrella mayor entre los Gerentes Junior de la sede mexicana de una empresa global. Era el presente y futuro de la empresa. Para mí no dejaba de ser un misterio, pues si bien era verdad que Sergio me causaba una excelente impresión cuando conversaba con él, me llamaba poderosamente la atención que cada vez que lo encontraba en distintas partes de la empresa, siempre estaba en algún cubículo conversando con alguna persona. Su nivel de popularidad en la firma era muy visible. Una vez que fuimos a almorzar, en el trayecto de regreso desde la entrada de la firma hasta su oficina, había saludado con nombre y apellido, y una brevísima charla personal, al menos a unas 12 personas.

Un día me acerco a él y le pregunto directamente fiel al estilo argentino: “¿Vos cuándo trabajas si te la pasas conversando con las personas?”. Su respuesta me cambió la percepción del rol de las relaciones en el trabajo en México. Me dijo con una sonrisa: “Marcelo, cuando yo ingreso a una reunión, ya tengo todos los acuerdos logrados de antemano”. Sigue leyendo

¿Confías con el corazón o con la cabeza?


Imagínate que una delegación de potenciales socios comerciales de China está llegando a tu país a conocer a tu empresa. La firma que representan tiene una excelente reputación en el mercado, sin embargo, por alguna razón que no comprendes totalmente, te cuestas confiar en ellos. Si bien no sabes mucho de la cultura china, has escuchado que sus prácticas empresariales son “poco ortodoxas” y admites que su vertiginosa expansión global te inquieta. Por otra parte sabes que esta es una enorme oportunidad para tu empresa y quisieras hacer todo lo necesario para aprovecharla. Te preguntas para tus adentros si estarías dispuesto a hacer negocios con alguien en quien no confías. O quizás más importante aún, ¿qué deberías hacer para ganarte la confianza de ellos?

Cuando se trata de construir confianza, existe una enorme diferencia entre culturas; y subestimar esto puede perjudicar seriamente tus relaciones de negocios. La confianza puede significar muchas cosas distintas para diferentes personas y culturas. Sigue leyendo

Los mil caminos para llegar a la confianza


¿Qué tan importante es para ti confiar en las personas con las cuales trabajas? Muy posiblemente digas que importante, aunque te cueste describir exactamente qué necesitas para confiar en una persona. De por sí, la confianza es un elemento esencial en cualquier equipo de trabajo, ya que suele contribuir a una mayor cooperación entre los miembros del equipo, e incluso a mantenerlo unido en momentos difíciles. Investigaciones han demostrado que existe un claro vínculo entre la confianza y la efectividad general de un equipo, los niveles de motivación y creatividad, y la predisposición del equipo para adaptarse y aceptar el cambio. Construir confianza es, de por sí, un proceso desafiante, pero lo es mucho más cuando ese proceso debe darse con personas de otras culturas.

Por naturaleza, las personas tienden a sentir mayor confianza en un inicio con personas similares a ellas, o al menos con las que comparten una forma de pensar o de comportarse. Amigos, familiares, compatriotas, encajan más fácilmente en estas categorías. Los extranjeros no. Cuando trabajamos con colegas de diferentes nacionalidades la confianza no ocurre automáticamente. Sigue leyendo

Virtualizando la confianza en los equipos globales


Los equipos de trabajo no pueden funcionar bien cuando no existe confianza entre sus miembros. Construir y mantener la confianza en un ambiente laboral tradicional es suficientemente complicado, sin embargo, el proceso se torna aún más difícil en un contexto virtual, donde los miembros del equipo tienen que trabajar con gente de otras culturas que quizás nunca han conocido en persona.

Bajos niveles de confianza afectan la productividad ya que las personas minimizan su vulnerabilidad evitando “exponerse” con sus opiniones, los sistemas de control se hacen más elaborados y costosos, los consejos son ignorados y la información sensible pero valiosa no es compartida. Todo esto conlleva a problemas en la comunicación, actitudes defensivas, bajo aprendizaje de equipo y niveles de ansiedad más altos. La energía del equipo se desvía de la consecución de sus objetivos hacia la crítica de las intenciones reales del resto de los miembros.

Las siguientes buenas prácticas pueden contribuir al desarrollo de confianza en equipos globales multiculturales: Sigue leyendo

Equipos virtuales vs equipos presenciales… ¿quién gana?


Gran parte de los desafíos que enfrentan las organizaciones hoy en día están relacionados con la incompetencia de los profesionales globales para trabajar en la virtualidad. Seguramente, muchos de nosotros nos hemos encontrado trabajando en proyectos con personas que nunca conocimos, de diferentes países, en diferentes idiomas y con diferentes zonas horarias, y no sólo eso, en la mayoría de los casos, nuestra productividad depende del trabajo de los demás.

Uno podría pensar que tales condiciones provocan inevitablemente ineficiencias, pero no es así. Los equipos virtuales pueden llegar a ser muy eficientes e incluso superar la productividad de aquellos presenciales. Un estudio realizado con 80 equipos de desarrollo de software en Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Asia, demostró que los equipos virtuales pueden conducir a una mayor eficiencia y mejores resultados para las organizaciones, pero sólo si se efectúa una adecuada preparación y se logra una correcta gestión del equipo. Sólo de esta manera es posible alcanzar los grandes beneficios que traen consigo la virtualidad y la interculturalidad, y reducir al mínimo sus desventajas. Sigue leyendo

Qué hace que los equipos virtuales sean tan desafiantes


De una u otra manera, si te encuentras en una organización multinacional, ya estás en un equipo global, aunque quizás no te hayas percatado. Puedes estar pensando sobre los integrantes de tu equipo como Jack en Texas, Cristina en Madrid y Kumar en India, pero si trabajas en un proyecto a corto plazo o en un grupo permanente con personas de otros países, estás en un equipo global y dependiendo de la cantidad de miembros y la variedad de nacionalidades, tendrás más o menos dificultades.

El concepto de virtual implica interfaces y límites permeables, equipos de proyectos que rápidamente se forman, organizan y disuelven, e individuos ubicados a lo largo del tiempo, espacio y culturas. La virtualidad promete flexibilidad, respuesta, bajos costos y una mejor utilización de recursos para alcanzar los objetivos de un ambiente global cada vez más dinámico y turbulento. Sin embargo, a las resonantes promesas, también se unen una serie de desafíos que necesitan enfrentarse para maximizar los resultados positivos de la comunicación virtual. Sigue leyendo

Cómo lograr que sus clientes internacionales se sientan como en casa


Hay quienes dicen que hacer negocios internacionales es como trabajar en un campo minado, donde las minas están entre errores de comunicación intercultural. Pero más que estar en un campo minado, es como estar en medio de arenas movedizas, donde sus socios y clientes internacionales pueden perderse en medio de obstáculos y confusiones interculturales, que los harán desaparecer sin dejar rastro.

Uno de los aspectos que merece mayor atención cuando se pretende hacer negocios o crear relaciones efectivas con personas de otra cultura es la confianza que puede inspirar entre sus socios o clientes internacionales. Pero para llegar a desarrollar el nivel de confianza deseado por sus clientes, antes es necesario superar algunas barreras de comunicación ocasionadas por diferentes estilos y preferencias de comunicación que tiene cada cultura. Por lo tanto, el gran desafío para los agentes internacionales y empresas multinacionales del mundo de hoy, se encuentra en el hecho de poder generar confianza entre sus socios y clientes internacionales a través de habilidades de comunicación intercultural efectiva. Sigue leyendo