Un pez de hierro cargado de inteligencia cultural


Cuando Christopher Charles, un canadiense graduado en ciencias médicas,  visitó a Camboya en el 2009, descubrió que la anemia era un enorme problema de salud pública. Los efectos en los distintos pueblos del país eran desoladores: niños más pequeños, débiles y con lento desarrollo mental, mujeres cansadas y con dolores de cabeza, hemorragias frecuentes en mujeres embarazadas, etc. Desde ese momento, el doctor Charles convirtió a la lucha contra la anemia en su misión de vida. Sin embargo, no podría lograr sus ambiciones sin un poco de entendimiento cultural.

La anemia es el problema nutricional más común en el mundo, afectando primordialmente a mujeres en edad fértil, adolescentes y niños. La deficiencia de hierro es la principal causa de esta condición. La solución estándar de brindar suplementos o tabletas de hierro no está funcionando por diversas razones: son difíciles de encontrar, son demasiadas caras y generan efectos secundarios negativos.

Entonces Charles llegó con una idea novedosa. Sigue leyendo

Nuestra carga cultural más pesada


“¿Cómo puede ser que las personas de ese país sean tan intolerantes?” “No entiendo porqué son tan lentos”, “Qué poca iniciativa tienen las personas de ese país”

Quizás el obstáculo más difícil de superar en el entendimiento de otra cultura sea el “etnocentrismo”. Literalmente significa “cultura centrada” y se refiere a la tendencia de las personas a evaluar el comportamiento extranjero bajo los estándares de la propia cultura. Esto lo podemos identificar cada vez que escuchamos que las personas comparan y critican a otra cultura sin entender adecuadamente el contexto cultural que explica tales comportamientos. Dado que por lo general nuestra cultura es la única que aprendemos (o al menos la primera), solemos asumir que nuestra conducta es la correcta y la de los otros, incorrecta, adoptando cierto sentimiento de superioridad. En el peor de los casos, una actitud etnocéntrica puede contribuir al prejuicio, al conflicto interracial y al desprecio por los extranjeros.

El etnocentrismo es construido y alimentado desde que nacemos, a través de la educación, la media y de cómo se nos relatan los eventos históricos. Sigue leyendo