Un pez de hierro cargado de inteligencia cultural


Cuando Christopher Charles, un canadiense graduado en ciencias médicas,  visitó a Camboya en el 2009, descubrió que la anemia era un enorme problema de salud pública. Los efectos en los distintos pueblos del país eran desoladores: niños más pequeños, débiles y con lento desarrollo mental, mujeres cansadas y con dolores de cabeza, hemorragias frecuentes en mujeres embarazadas, etc. Desde ese momento, el doctor Charles convirtió a la lucha contra la anemia en su misión de vida. Sin embargo, no podría lograr sus ambiciones sin un poco de entendimiento cultural.

La anemia es el problema nutricional más común en el mundo, afectando primordialmente a mujeres en edad fértil, adolescentes y niños. La deficiencia de hierro es la principal causa de esta condición. La solución estándar de brindar suplementos o tabletas de hierro no está funcionando por diversas razones: son difíciles de encontrar, son demasiadas caras y generan efectos secundarios negativos.

Entonces Charles llegó con una idea novedosa. Sigue leyendo

¿Cuáles son los beneficios de la diversidad?


La mayoría de los grandes líderes corporativos de nuestros días, reconoce que sus negocios pueden beneficiarse de una fuerza laboral culturalmente diversa. Sin embargo, transmitir esta idea a todos los niveles de la organización se ha convertido en una ardua tarea, ya que para probar este tipo de hipótesis se les pide presentar aspectos medibles y cuantificables sobre el impacto que tiene la diversidad en los resultados del negocio, y en la mayoría de los casos, no cuentan con esta información. Es por esto que hoy queremos compartirles algunas estadísticas.

Algunos incrédulos niegan de entrada la hipótesis de que la diversidad genera importantes beneficios para sus empresas. Han visto cómo sus equipos multiculturales son iguales o incluso menos efectivos de sus equipos homogéneos. “¿Dónde están los supuestos beneficios de la diversidad?”, se preguntan. Y es que la diversidad por sí sóla implica un riesgo de gran magnitud para las empresas. Contar con puntos de vista y opiniones diferentes, es un factor muy crítico para generar mayor innovación e impulsar el surgimiento de nuevas ventajas competitivas. Pero, si una organización no sabe cómo gestionar y aprovechar adecuadamente todo el poder de las diferencias culturales, corre el riesgo de limitar el potencial creativo de su gente y como consecuencia, perder por completo su ventaja competitiva. Sigue leyendo