Dime tus estereotipos y te diré tus limitaciones

Cuidado con tus estereotipos!

Un estereotipo es una estandarización convencional sin individualidad que usualmente incluye una afirmación negativa sobre un grupo de personas (ejemplo: los argentinos son arrogantes). Surgen cuando aplicamos una percepción individual basada en experiencias previas a un grupo entero. Los estereotipos constituyen la principal barrera de comunicación entre culturas, ya que solamente observamos lo que esperamos o queremos ver en los demás y rechazamos las posibles interpretaciones de un comportamiento que no encajan con nuestras expectativas. ¿Cómo lograr una relación de trabajo o de negocios efectiva cuando pensamos que nuestros colegas o clientes brasileros son incumplidores?

Por ejemplo, quizás conozcamos a un chino que es extremadamente tranquilo y tímido y por esto, concluyamos que todos los chinos son tranquilos y tímidos… Lo cual es, por cierto, algo totalmente inexacto sobre los chinos, quienes pueden ser entusiastas y bulliciosos! Al mismo tiempo apreciar el silencio, cuidar las apariencias y seguir el protocolo es importante cuando se interactúa con chinos. Similarmente, si esperamos que los mexicanos sean amistosos hacia los extranjeros, posiblemente interpretemos su comportamiento de esa manera.

Puede resultar peligroso y hasta injusto tratar de juzgar a un individuo basándose en estereotipos.

El siguiente video muestra claramente los peligros de contar con una sola verdad sobre las personas de un país o región. Chimamanda Adichie, de nacionalidad nigeriana, nos cuenta los desafíos que enfrentó al relacionarse con personas llenas de estereotipos sobre los africanos. Por ejemplo, los estereotipos que una estadounidense tenían sobre los africanos la llevaron a sentir una “lástima condescendiente” por Chimamanda aún antes de conocerla: (subtítulos disponibles)

Los estereotipos positivos también pueden ser contraproducentes. Un claro ejemplo de un estereotipo positivo puede ser: “Los asiáticos son buenos en las matemáticas” o “Los peruanos son muy trabajadores”. El problema con los estereotipos positivos es que, como los negativos, sólo pintan una figura muy parcial de la persona con la cual se está interactuando y posiblemente no sean aplicables en forma general a un grupo de personas.

Desde ICEBERG Inteligencia Cultural sugerimos seguir los siguientes consejos simples (aunque difícil de llevarlos a la práctica) para superar esta barrera:

  1. Haz todo el esfuerzo posible para descubrir tus propios preconceptos y estereotipos culturales
  2. Aprende sobre la otra cultura
  3. Reinterpreta la conducta de los extranjeros desde su perspectiva cultural, desafiando y adaptando tus propios estereotipos para que se adecuen a tus nuevas experiencias

¿Cuáles estereotipos tienes sobre otros países? ¿Cuáles estereotipos tienen personas de otras culturas sobre tu propio país? ¿Cómo afecta esto al desarrollo de buenas relaciones de trabajo y a los negocios?

14 pensamientos en “Dime tus estereotipos y te diré tus limitaciones

  1. Muy buen artículo! Dejame agregar que a estos estereotipos se cumplen muchas veces, pero de forma “Profecía autocumplida”
    Por ejemplo: Yo pienso que los chinos son serios, entonces voy a actuar de manera seria. El chino percibirá que lo estoy tratando de manera seria, y actuará en corcondancia.

    Es importante tener presente eso creo!

    Abrazo desde Newcastle!

    Me gusta

  2. Pingback: El desafío de ser argentino « ICEBERG Consulting

  3. Pingback: Lo que sabes sobre China, no es suficiente « ICEBERG Consulting

  4. pss un estereotipo puede ser tambien cuando se habla de los costeños y de manera general se caracterizan como flojos y parranderos lo cual puede ser algo contraproducente puesto que, no todos seran flojos o parranderos

    Me gusta

  5. Pingback: Las generalizaciones sobre tu país… te incluyen? « ICEBERG Consulting

  6. Pingback: Un email inocente, un choque cultural inesperado « ICEBERG Inteligencia Cultural

  7. Pingback: Una red llena de estereotipos « ICEBERG Inteligencia Cultural

  8. Pingback: Las generalizaciones sobre tu país… te incluyen? « ICEBERG Inteligencia Cultural

  9. Pingback: Cuando el conocimiento se desborda « ICEBERG Inteligencia Cultural

  10. Pingback: Qué los estereotipos no te ganen por goleada « ICEBERG Inteligencia Cultural

  11. Pingback: Un email inocente, un choque cultural inesperado « ICEBERG Inteligencia Cultural

  12. Pingback: Cómo saber si soy culturalmente sensible « ICEBERG Inteligencia Cultural

  13. Pingback: La delgada línea entre las generalizaciones y los estereotipos « ICEBERG Inteligencia Cultural

  14. Pingback: 4 momentos para crear un equipo global efectivo « ICEBERG Inteligencia Cultural

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s